Museo de Botero Bogotá, Colombia 

Visitamos el museo Botero en Bogotá y aunque su obra no me encanta tiene un rasgo muy distintivo… Es fiel a su concepto, ya que como lo puede uno saber en alguna explicación, buscaba el perfeccionamiento de su obra en el volumen.

El volumen y no el exceso es lo que quería mostrar, esto se hace claro en un retrato de una mandolina encima de una silla, pintura en la cual se dio cuenta de llegar a su objetivo triunfalmente cuando por descuido le hizo el agujero de la caja de resonancia más pequeño de lo que debía, dándole así un volumen extremo y por lo tanto más significado a la pintura.

 Según mi entendimiento esto habla de que lo que buscaba este aclamado pintor Colombiano era el aprecio de una perspectiva de las cosas, en la cual el volumen representaba lo más importante como símbolo de significación, de perfección.

Esto nos lleva a que trabajo toda su vida para mostrar la belleza que tienen los objetos voluminosos contrariando la poca aceptación en el inconsciente colectivo de la sociedad que en nuestra época existe. Aplaudible su entrega y tenacidad.

 Ah y por cierto… El gato sigue siendo uno de mis favoritos jeje…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star